Buscar este blog

miércoles, 13 de junio de 2012

Siempre

No escribo, porque estoy igual no avanzo y sigo sintiéndome estancada. Tampoco me siento comprendida. Pues el mundo piensa que lo tengo todo y que me quejo por nada y aún así no logro apaciguarme y sentirme satisfecha. Tengo subidones y bajones, pero no llego a nada y me desespera. A veces pienso en resignarme, y de verdad que lo he intentado. Pero no puedo resignarme me es imposible, aunque tampoco puedo cambiar nada y sigo igual. A veces simplemente ignoro las ansias o las tengo más bajo control, pero no dependen de mí los síntomas físicos. O sí dependen de mí aún no sé cómo se controlan. Las ansias y la desesperación a veces son tan fuertes, que se apoderan de mí sin que yo pueda hacer nada, excepto sentirlas.
Quiero hacer algo, y he intentado varias opciones el problema es que no llego a nada y no estoy segura de qué camino tomar. Me siento perdida y cuando intento algo pienso que voy a ver resultados. A veces pienso que soy muy infantil e ilusa por los métodos que pruebo, pero talento tengo y estoy segura de que si tuviera oportunidades mi vida cambiaría. No me sentiría tan prisionera, tan ansiosa y desesperada.
En fin, probaré con otra cosa. No me queda de otra, por algo estoy en este mundo y no tengo más opción, que seguirlo intentando. Nací por alguna razón que aún no comprendo. Tal vez no tenga que entenderla pero tampoco puedo dejar de questionar mi existencia. El caso es que ya que estoy aquí, tengo que hacer algo. No hay otro camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario